Solicita tu cita

(502) 2334.0119  y  (502) 5945.2583

Centros OÍR BIEN

en toda Guatemala

Los aparatos auditivos en los canales conocidos también por sus siglas en ingles ITC (In The Canal) son discretos, de fácil manipulación sobre todo para personas que no tienen una buena motricidad y se recomiendan para personas que presentan pérdidas auditivas de superficial a moderada.

 

Este tipo de aparatos auditivos son personalizados ya que se adaptan al canal auditivo de cada persona. Sólo una porción pequeña del aparato se muestra en el oído externo y esto hace que sean discretos para una mejor comodidad y estética.

 

Este tipo de aparatos auditivos se caracterizan por ser hechos a la medida del canal auditivo, lo que facilita la correcta adaptación del mismo.

 

Características:

 

  •  Son pequeños.
  •  
  • Se aloja en el canal auditivo.
  •  
  • Casi no se notan.

 

Ventajas Este Aparato Auditivo:

 

Ayudan a Recuperar la seguridad y confianza.

 

No solo estás tratando la pérdida de audición,estás recuperando la confianza. Este es el principal beneficio para cualquier persona que usa un aparato auditivo. Muchas veces las personas con problemas de sordera prefieren perderse de espectaculares reuniones familiares o visitas muy especiales por el hecho de que les es difícil escuchar lo que les tratan de decir.

 

La convivencia con otras personas resulta ser muy complicada, en especial cuando se trata niños o personas ya adultas, porque siempre les resulta muy penoso el hecho de ver como todas las personas al rededor tienen que gritarles o hablar en voz alta para que puedan comunicarse o sencillamente, prefieren no empezar una conversación por lo difícil o lo incomodo que llegue a ser.

 

Por esa misma razón, cuando una persona prueba un aparato auditivo, empieza a recuperar la confianza y la seguridad de acudir a los eventos importantes, de desarrollarse con eficacia en su oficio y de empezar una buena conversación con alguien más.

 

Ayudan a Recuperar la Tranquilidad y Alegría

 

La pérdida auditiva que no recibe ayuda llega a desarrollar dos tipos de personalidades muy distintas:

 

  • Los que suelen estar molestos e irritados todo el tiempo.

 

  • Los que prefieren no hablar y se aíslan.

 

Ambos casos son preocupantes, porque es evidente que algo malo les ocurre y no tienen una solución a su problema.

 

Por una parte, las personas con problemas de sordera que se molestan y se irritan muy fácilmente suelen ser también agresivos y groseros, algo que evidentemente daña a las personas que están a su alrededor especialmente con la familia y amigos.

 

Las personas que prefieren no hablar y se aíslan, al paso del tiempo desarrollan otros problemas muy serios como el de la depresión.

 

Es por eso que antes de que se agraven los problemas se le recomienda acudir al especialista para que identifique el grado de sordera que presenta.

 

La gran variedad de modelos para diferentes estilos y personas.

 

Otra ventaja de los aparatos auditivos es que el catálogo es muy amplio en cuanto a modelos, por lo cual, no habrá ningún problema en la imagen de la persona al usarlo y en su nivel de pérdida auditiva.

 

Son discretos y de fácil colocación. Es necesario que el especialista pueda realizar un examen auditivo para determinar si es candidato al uso de este tipo de aparatos, pues dependiendo del tipo de pérdida auditiva que se presenta se puede determinar el aparato ideal en tecnología y precio.

 

El especialista le indicará previa cita, el aparato que cubra sus necesidades auditivas.

 

OÍR BIEN GUATEMALA

 

Oír es Vivir, por ello nos esforzamos cada día en ofrecer a nuestros pacientes el mejor servicio. Contamos con profesionales altamente cualificados que te atenderán de forma personalizada, con las más avanzadas técnicas de detección y los mejores aparatos auditivos para volver a  escuchar bien.

PREGUNTAS FRECUENTES

 

  • ¿Qué es la sordera?
  • ¿Cómo darnos cuenta que existe un problema?
  • He detectado un problema de audición, ¿qué debo hacer?
  • ¿Existe edad para un aparato auditivo?
  • Con un aparato auditivo, ¿podré recuperar toda la capacidad auditiva perdida?